encuentros digitales en RTVE.es

Rafael Argullol

Charla de los internautas con Rafael Argullol, filósofo invitado de 'Pienso luego existo' 18 NOV 2011

El filósofo Rafael Argullol
Rafael Argullol

"Hay dos grupos de personas: las que todo el rato le están diciendo al mundo cómo están y las que le preguntan al mundo cómo está".

Rafael Argullol ha cursado estudios de Filosofía, Medicina, Economía, Ciencias de la Información, e Historia del Arte. Actualmente ejerce como escritor, filósofo y profesor de estética en la Universidad Pomepu Fabra de Barcelona.

Para Rafael Argullol literatura es, tal como reza en una de las 360 definiciones recogidas en su Breviario de la aurora, "experiencia + experimento". Él lleva más de tres décadas escribiendo, tanto novela como poesía y ensayo, y tiene en su haber más de una veintena de títulos, exponiendo lo que él mismo ha denominado 'escritura transversal'.

Se trata de volver la vista atrás y regresar a aquel momento decisivo de la cultura griega, en que la sabiduría mítico-poética, la intuitiva, la literaria, y la sabiduría racional, la filosófica, convivían, habiendo ya surgido ambas.

Entre sus numerosas obras se encuentran 'Visión desde el fondo del mar' o 'La razón del mal', ganadora del Premio Nadal en 1993.

p> Más encuentros digitales de RTVE.es

"En España la gente grita tanto para evitar la intimidad y para rehuir la reflexión"

Rafael Argullol

Saludos a todos. Para mí es un placer estar durante una hora a vuestra disposición para conversar sobre los temas que deseeis.
Quiero agradeceros vuestra atención e interés.

Berta

Hola Rafael, bueno en relación al titulo del programa, " pienso luego existo", yo lo cambiaría en mi caso muchas veces por "pienso luego sufro"...
Muchas veces pensar es un sufrimiento, no cree?
(Además a veces es útil ese sufrimiento, pero la mayoría de las veces no).
Usted que es un pensador, que me recomendaría para pensar sin sufrir...
Muchas gracias por contestarme, un saludo.

Rafael Argullol

¿Cómo estás Berta?
Creo que hasta cierto punto tienes razón, y que el pensamiento puede producir dolor. Pero recuerda también la máxima antigua, que decía:
"Por el dolor a la sabiduría".
De todos modos, también es cierto que en muchas ocasiones, reflexionar sobre las cosas también puede producir un goce intenso. Lo que me cuesta más de entender es un pensamiento neutro que no cause ni dolor ni placer.

anónimo

En la biografía que aparecen en la pagina web de tu blog se señala que "Ha estudiado Filosofía, Medicina, Economía y Ciencias de la Información". ¿Acabaste todas las carreras?.

Rafael Argullol

En realidad, es una biografía que yo puedo controlar. Si pudiera, no pondría todas esas cosas, porque dan una impresión errónea.
Medicina la empecé pero no la acabé. Las otras, sí las acabé, pero en un clima de gran desconcierto intelectual. De hecho, iba de un estudio a otro, por insatisfacción y mo para acapaar títulos que nada me servirían, la mayoría de ellos. Y debo reconocer que hoy día tendría el mismo desconcierto.

anónimo

Para mi desgracia he visto la Fura dels Baus mucho menos de lo que me hubiera gustado. Se que has colaborado con ellos.

Me gustaria que hicieras un análisis ctrítico de este grupo sin ningún apasionamiento personal. Hay mucho que decir.

Rafael Argullol

He colaborado varias veces con La Fura dels Baus.
La primera en el montaje de una "Flauta Mágica", de Mozart, que se estrenó en Alemania, y posteriormente, en un proyecto utópico y maravilloso que se llevó a cabo solo en una pequeña parte.
Se trataba del barco "Naumón", que tenía que recorrer los puertos del mundo con un espectáculo poético teatral total.
En este proyecto estuve desde los inicios -incluso en el bautizo del barco, cuyo nombre elegí- y concebí un espectáculo para cuatro años. Fragmentariamente, se llevó a cabo en unos veinte puertos del mundo y luego todo se inerrumpió por problemas financieros, como es habitual.
El pasado año publiqué dos libros poéticos, en los que se recogían ambas experiencias:
"El poema de la serpiente", con mis textos para Mozart, y "Cantos del Naumón".
Mi opinión sobre La Fura dels Baus es que es uno de los grupos más potentes que ha producido la escena internacional en los últimos años.
Si hay que buscarle una critica es que, a veces, incurren en una gestualidad excesiva. Pero su balance es muy bueno.

anónimo

Te conozco por tus obras desde hace muchos años. Un impacto decisivo fue "El fin del mundo como obra de arte" y "la atracción del abismo". Luego llegaron otros. Pregunta: ¿qué estímulo procuce en ti la idea para elaborar esas obras y otras?

Rafael Argullol

El estímulo para escribir, en mi caso, está vinculado a estar alerta.
Por tendencia quizá podría ser fundamentalmente contemplativo, pero desde muy joven me impuse también una vertiente activa, de manera que ahora creo que siempre tiene que establecerse un gran equilibrio entre acción y contemplación.
Dicho de otro modo, necesito saber que puedo transformar las ideas en sensaciones y las sensaciones en ideas. La pura teoría no me interesa, sino que me interesa la unión de experiencia y reflexión. De ahí, como es muy sabido, mi propensión al viaje.

anónimo

Te considero uno de los filósofos-escritores más importantes que continúa la tradición filosófica española. Despuès de "Visión desde el fondo del mar" pot qué no una obra plenamente filosófica? Anímate. Seguro que sería muy interesante.

Rafael Argullol

Te lo agradezco. Pero mi estilo de pensar, vivir y escribir no me permitiría buscar una concepción más teoricista y conceptual de la filosofía.
De todos modos, hay una gran tradición filosófica en la que los filósofos eran también escritores o poetas.
Recuerda algunos presocráticos o el mismo Platón y, en tiempos recientes, a Kierkegaard y a Nietsche.
Yo necesito un estilo literario personal para expresar mi pensamiento, que no por eso tiene que ser menos riguroso que el de los filósofos supuestamente sistemáticos.

Carlos García Caballero (Avilés)

Buenos días, don Rafael. A su juicio, ¿ cuál es el principal problema del sistema educativo español ? Un afectuoso saludo.

Rafael Argullol

Buenos días, Carlos.
Aunque no se diga, creo que el principal problema del sistema educativo radica en la familia. Cuando uno oye el nivel medio de las conversaciones en el metro o en los restaurantes, y su terrorífica pobreza, entiende lo que después sucede en la escuela.
Es cierto que nuestro sistema educativo es muy deficiente a pesar de que acostumbra a haber buenos maestros. Sería un milagro que los estudiantes españoles fueran cultos y sensibles en medio de una sociedad inculta e insensible como es la sociedad "nueva rica" de los últimos lustros.
Cuando se critica la escuela, con razón, habría que mirarse también en el espejo de la intimidad de nuestras comunicaciones humanas.

Sandra (A Coruña)

¿Por qué es importante el silencio en la comunicación humana?

Rafael Argullol

Mira Sandra, creo que en España esto es más comprensible que en ningún lugar, porque aquí la gente grita tanto para evitar la intimidad y para rehuir la reflexión que es fácil comprender el caracter educativo e inciático del silencio.
El silencio es el escenario de conversación con nosotros mismos y por tanto la fuente de toda idea de libertad personal.

Lorena (Valladolid)

Me encanta lo que dijo en el programa sobre los dos tipos de personas: las que están diciéndole al mundo cómo están y las que preguntan al mundo cómo está. ¿Se atreve a dar algún nombre de ese primer tipo de personas?

Rafael Argullol

Hola Lorena.
Más que nombres propios, te puedo contar un par de actitudes que retratan este tipo de personas.
Un par de ejemplos:
el primero, aquellas personas que te dicen que es completamente imprescindible reunirse contigo y que en el momento de la reunión, en lugar de preguntarte algo de tu vida, te avasallan con sus obsesiones.
El segundo, aquellas personas que, al telefonear, les da lo mismo encontrarse con una persona en vivo o con un contestador automático, porque se disparan verbalmente, con la misma voracidad y con el mismo desprecio por el estado de ánimo del supuesto interlocutor que está al otro lado del hilo.
En ambos casos, explican al mundo cómo están pero no le preguntan cómo está.

Federico (Barcelona)

¿Hay algún filósofo o pensador que le haya impactado y que, al contrario que usted, en su biografía nunca hubiera salido de su país? ¿O para tener una mente abierta hay que salir y viajar?

Rafael Argullol

¿Qué tal Federico?
Hay un caso clásico de lo que preguntas, que es Kant, el cual, aunque tuvo un mediocre estilo literario, tuvo una de las mentes más abiertas y lúcidas de nuestra tradición cultural.
Kant nunca salió de su ciudad, y su principal viaje era ir de una mesa a otra de su gabinete. Pero estaba abierto a las noticias del mundo e, intelectualmente, viajó mucho.

Anabel (Zaragoza)

Ahora que se avecina cambios en el Gobierno, ¿usted cree que sería bueno poner a algún pensador en alguna cartera? Porque quienes les escuchamos estamos sorprendidos de que no acudan a ustedes en busca de consejos..

Rafael Argullol

Anabel, creo que los pensadores es mejor que permanezcan independientes.
Otra cosa es que deberían constituirse organismos independientes de los vaivenes gubernamentles, que aseguraran la libertad e independencia de instituciones como la cultura, la educación pública y los medios de comunicación públicos. Ahí es donde se podría recurrir a personas de cultura con prestigio contrastado y con demostrada autoridad moral. Pero no estoy seguro que los gobernantes de los sucesivos partidos lo vean tan claramente.

anónimo

Me resisto a aceptar la idea de morir, aunque se que forma parte de la vida. ¿Cómo logran ustedes aceptarlo?

Rafael Argullol

Al final de la entrevista del otro día en televisión, en el programa "Pienso, luego existo", ya comenté que yo tengo una idea peculiar de la muerte, que hace que la vea no tanto como una conclusión sino como una compañía.
Es, por así decirlo, una imagen cercana a aquellos grabados de Durero en los que la muerte aparecía al lado del jinete o del caminante. Es una sombra que nos acompaña, de la misma manera que la sombra producida por el sol, tambien lo hace. No podemos desembarazarnos ni de una ni de otra.
Lo más importante para mí, no es tanto el temor a la muerte, sino mantener la pasión por la vida.

Hugo Freijanes (Barcelona)

Paul Newman afirmaba en 'The Hustler' que «incluso poner ladrillos puede ser bello si el hombre sabe lo que está haciendo». ¿Cree usted en esta afirmación? ¿Existe algún límite para las acciones que nos pueden connotar belleza?

Rafael Argullol

Hola Hugo,
creo que todo se resume en el placer y la dignidad que conlleva la obra bien hecha, independientemente de que ésta sea la Capilla Sixtina o un par de zapatos.
El problema de una sociedad utilitarista y especuladora es que es incapaz de ver la belleza ni en la una ni en los otros porque no ve la belleza que implica el esfuerzo de un hombre sino solo la ganancia que puede producir.

César Madrid

¿Cuál es la gran pregunta que actualmente no tenemos respuesta? En caso que la halla ¿Cómo se podría responder?

Rafael Argullol

César, es una pregunta bien fácil:la de siempre. Nacemos con la primera mitad de la frase escrita. La pregunta es: ¿Cómo escribir la otra mitad para intentar incluir algo de lo que hacemos aquí?
Quien fuera capaz de escribir esta segunda mitad, tendría la respuesta.

Sergio García (Valencia)

Buenos días Rafael,

A propósito de la última parte de la entrevista, ¿cómo ve los actuales movimientos reivindicativos (15M) tanto en el colectivo español como en los colectivos de toda Europa y, en general, de todo el mundo? ¿Piensa que estamos recuperando paulatinamente ese espíritu crítico-manifestante que nos legaron pensadores, entre muchos otros, de la talla de Sartre, Camus, De Beauvoir o Foucault?

Por otra parte, mi más sincera enhorabuena por la entrevista, en la cual empatizo fielmente ante ese espíritu viajero que dice poseer; compartiendo, como supongo que también lo hará usted, esa máxima que nos legó Joseph Conrad que decía creer que el viaje es tan sólo una aventura más cuando era realmente la vida misma. Muchas gracias.

Rafael Argullol

Mira Sergio, no puedo estar más de acuerdo contigo cuando recuerdas esta visión de Conrad.
De hecho, en mi último libro propongo como epitafio -si es que son necesarios los epitafios- solo la palabra: viejo.
En cuanto a los brotes de inconformismo que se están produciendo en el mundo, los veo como signos esperanzadores pero todavia desprovistos de una idea de conjunto.
Dicho de otro modo, percibimos delgados hilos por todos lados, pero aún no percibimos la telaraña.

Catherine (Madrid)

¿Tiene alguna razón o motivación la maldad en las personas? ¿La tendencia del ser humano a sociabilizar para no ser excluido del grupo le puede llegar a deshumanizar? Ejemplo casos de acoso escolar, nazismo, etc.
¿Por qué sigue estando el ser humano tan dominado por el grupo pese a que hoy en día podemos procurar nuestro sustento individualmente?
¿Por qué es más fácil convencer a la masa que a los seres individualmente?

Rafael Argullol

Mira Catherine, en algunas ocasiones he hablado de la herencia de Antígona como la más importante en la historia de nuestra cultura. Con eso quiero decir que la libertad de conciencia individual es la piedra angular de todo aquello que nos diferencia como humanos.
Fuera de esto, el hombre cede facilmente al clan y a la masa, recuperando así su caracter genuinamente animal. Antígona es lo mejor de nosotros mismos, pero es una parte muy pequeña de nosotros. En el resto, no somos tan distintos de los depredadores, y así se contesta la primera parte de tu pregunta.

Eva, Barcelona

Igual que las mareas, las pasiones precisan de algún elemento que ejerza una fuerza gravitatoria sobre ellas suficientemente fuerte como para despertarlas y ponerlas en movimiento. Me aventuro a decir, que su luna particular es la belleza y sus tres pasiones, según sus propias palabras, los libros, los viajes y las mujeres.

Sobre los primeros ya le preguntaron en la entrevista y sobre las últimas sería una indiscreción preguntar. Por ello, mi pregunta es si en sus múltiples viajes ha encontrado ya algún lugar que considere reducto o templo de belleza.

Rafael Argullol

Hola Eva.
Nunca es indiscrección lo que se puede exponer discretamente. Y la verdad es que pienso que en mi último libro "Visión desde el fondo del mar" he abordado con mucha exhaustividad las tres pasiones citadas. El libro es un viaje por el tiempo y por el espacio. También es una suerte de baile de disfraces en el que aparecen muchos de los personajes encontrados en los libros.
Finalmente también he hablado con detenimiento de la amistad y del amor.
En cuanto a ese paisaje ideal al que aludes, necesariamente, si has seguido algunos de mis libros y opiniones, tiene que ser el próximo paisaje.

anónimo

Buenos días Rafael;

Después de la publicación de su última y titánica obra (por la cual aprovecho para felicitarle), ¿qué proyectos le depara el futuro?

Rafael Argullol

Ahora mismo, como proyecto más inmediato, estoy metido en la escritura de una ópera, que tiene que ser estrenada en un par de años.
Paralelamente,estoy escribiendo una obra de teatro -algo que no había hecho nunca- sobre un hombre cuya obsesión era actuar según pensaba y que eso llegó incluso a la tortura.
Fue un pintor del siglo XVII sobre el que aún no puedo dar más detalles.

Manu (Cáceres)

¿Qué puede decir un filósofo hoy en día, cuando el silencio es la mejor de las respuestas? ¿No le parece que podemos y optamos en demasiadas ocaciones por existir sin pensar, cuando debería pensar para existir de forma racional o cuando menos correcta?

Rafael Argullol

Hola Manu.
Aunque tengo que sobrevivir con la etiqueta de filósofo, y siempre que puedo rehuyo esa denominación.
Me gustaría considerarme un ciudadano libre, un espíritu libre, algo que te puedo resumir de este modo:
alguien que habla cuando se le exije silencio y alguien que es capaz de callar cuando se le exige hablar.

Migalánchel Pérez Zaragoza

La sensación de hoy en día es que tenemos mucha información dando la impresión de que te informas al instante y te olvidas al momento. ¿Qué opina de esa dinámica?

Rafael Argullol

Hola Miguel Ángel,
es cierto que hay un exceso de información que nos satura y que nos empuja hacia el olvido inmediato de las cosas. Y en cambio, falta el espíritu crítico que nos permita navegar y orientarnos en medio del alud informativo.
Si logramos trazar nuestras propias rutas, a través de nuestras propias elecciones, entonces, te lo aseguro, no olvidamos tan facilmente, sino todo lo contrario, porque nos consideramos, en cierto modo, dueños de nuestro destino.

Adela (Granada)

¿Cómo llegar a ese silencio del que habla en medio de un sistema que invita precisamente a lo contrario y parece que no te deja escapar?

Rafael Argullol

Hola Adela,
por un lado, lo que dices, ya sé que es extremadamente dificil, porque todo parece empujarnos a una especie de vértigo agotador; pero por otro lado, si bien lo pensamos, a veces es tan sencillo como tomar la decisión de detenerse en medio del remolino y ponerse a escuchar el silencio.
Se trata de recuperar la mirada en medio de la vorágine de imágenes o de reconocer la palabra en medio de la avalancha de discursos. En definitiva, creo que siempre hay un punto donde se puede habitar la libertad en medio de las corrientes más furiosas.
Visto así, el silencio, o este silencio del que hablo, es la patria de tu propia libertad.

Rafael Argullol

Quiero daros las gracias a todos los que habeis participado en este foro y también disculparme por si algunas de mis respuestas han sido necesariamente demasiado breves para lo que hubiera deseado.
También quiero agradecer a TVE por haber hecho realidad este coloquio.

'Pienso luego existo'

Más encuentros digitales de RTVE.es